lunes, 6 de diciembre de 2010

MORANTE SIN ADITIVOS

Por Juan Arolas, dedicado a Martín.

Sabía, aunque cualquiera hubiese podido percibirlo en la magia de aquella plácida respiración, que el período obedecía a la relación entre la raíz cuadrada de la longitud del hilo y ese número “pi” que, irracional para las mentes sublunares, por divina razón vincula necesariamente la circunferencia con el diámetro de todos los círculos posibles, por lo que el compás de ese vagar de una esfera entre uno y otro polo era el efecto de una arcana conjura de las más intemporales de las medidas, la unidad del punto de suspensión, la dualidad de una dimensión abstracta, la naturaleza ternaria de él, el tetrágono secreto de la raíz, la perfección del círculo. Umberto Eco. El Péndulo de Foucault.

El Toro irrumpe como representante de las fuerzas telúricas y nefastas de la Naturaleza. Es la mole negra que se mueve por instinto y que acude pasionalmente a todos los cites.

video

2 comentarios:

Coronacion dijo...

Muchas Gracias Juan Arolas cada día aprendo un poquito mas de este mundo que es muy difícil de entender y gracias a ti voy entendiendo algo
Muchas Gracias de todo Corazon .
Ah Morante esta sensacional con el Capote Viva el Barroquismo!!!!!!!!!

Xavier González Fisher dijo...

Muy diferente el Morante "químicamente puro" al que se "disfraza" de otros...

Saludos desde Aguascalientes, México.