sábado, 13 de octubre de 2012

SOBRE LO FUGAZ


Curro Díaz paseo ayer por la La Maestranza de Sevilla su rebelde insumisión. Convertido en un francotirador anárquico que se ríe de toda autoridad, inclusive la suya, desgranó en dos tandas con la mano derecha, la fugacidad más pura del toreo. Sus muletazos, fueron una revuelta irreverente contra las formas imperantes de realizar hoy en día el toreo. Una disidencia entendida sólo por una minoría, como la que gustaba a Juan Ramón Jiménez, "a la minoría, siempre a la minoría". Su toreo desmayado, con los hombros descolgados como los Cristos de Juan de Juni, sonó a disonancia en esta tauromaquia, donde la longitud del muletazo se impone a la fugacidad del arrebato y la música de banda a la intima soledad.  
Ya se sabe, "ni se busca ni aparece lo que se pierde, en el fondo, el toreo es verso redondo, que fija la fugacidad que acontece".


5 comentarios:

La condesa de Estraza dijo...

Enhorabuena al torero y a usted que le vió, Juan, así como felicitarle por tan breve como magnífico texto.

La condesa de Estraza

ludo dijo...

En la yema de sus dedos
una almendra
de arte y valor
tostada a compas.

Cada diaz
me gusta maz
este toreraz
o.

ludo

Anónimo dijo...

Sintiendolo mucho este año hemos visto poco muy poco de este torero a ido a Madrid y nada a ido a Francia y menos y en Sevilla poco , no vale de na salir en su tierra con las orejas en la mano me refiero a Linares . La cosa se esta poniendo dificil para toreros como el ya que creo que ahi unos cuantos al ejemplo Antonio Nazare . Un Saludo y enhorabuena por la entrada y por el blog

Anónimo dijo...

Articulo breve pero contundente contra la vulgaridad imperante en el toreo de hoy. Este torero atesora cadencia, personalidad y una calidad exquisita que está a la otra margen de lo que impera en la actualidad.

Anónimo dijo...

Y por eso torea en todas las Ferias verdad.
Un Saludo